La población local recibe arroz y huevos.

La MSK (Basic Christian Community [Comunidad de Base Cristiana]), en Barangay Kiloloron, Real, Filipinas, ha estado manteniendo una banca comunitaria de alimentos una vez por semana: un servicio que provee comida directamente a la población local que sufre de inseguridad alimentaria.

Bancas como esta están apareciendo en todas las Filipinas siguiendo la iniciativa de una mujer en Quezon City que se dio cuenta de las dificultades que muchos tenían durante la pandemia con sus bloqueos y los desempleos masivos resultantes. Obran según los principios de “Dar lo que puedan” y “Tomen lo que necesiten”.

La primera banca de alimentos organizada por la MSK tuvo lugar después de la Misa el 2 de mayo. Sin haberse anunciado antes, cerca de veinte familias resultaron beneficiadas. Las noticias pasaron rápidamente de boca en boca, y el domingo siguiente con la perspectiva que la banca de alimentos continuara funcionando, hubo una afluencia creciente en la Misa, si bien los productos no se restringen a los que asisten a Misa, sino que están disponibles para lo que los necesitan. Además de lo que la comunidad de Sión dona, otros contribuyen sustancialmente y cada banca de la MSK puede ayudar alrededor de cincuenta familias.

Esperamos poder continuar esta iniciativa durante otras semanas o en la medida que sea necesario. Las hermanas de Sión en Manila también están ayudando en las bancas de alimentos que funcionan allí.

La despensa comunitaria de la MSK de Kiloloron.

 

“Den lo que puedan,

tomen lo que necesiten

 

site by airgid